philipp plein camisetaLa camiseta philipp plein precio crisis obliga a cerrar una de cada dos inmobiliarias en sólo un año

SEVILLA- El final del «boom» del ladrillo no sólo obliga a rehacer los programas electorales. La crisis de la vivienda por el desplome en las ventas provoca un creciente reguero de cadáveres laborales entre las agencias inmobiliarias. El frenazo del sector precipitó el cierre de una de cada dos oficinas de intermediación en Andalucía durante 2007. Si a inicios del año pasado operaban en la comunidad unas 12.000, a comienzos de 2008 sólo siguen activas la mitad. Casi 6.000 tuvieron que colgar el cartel de «Se vende o traspasa». Y no, precisamente,philipp plein tienda madrid, para ofertar más pisos. Las distintas asociaciones profesionales y el consejo que agrupa a los ocho colegios territoriales de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria (API) en la comunidad calcula que unas 12.000 trabajadores perdieron su puesto. Cada sucursal emplea a una media de dos personas. Los expertos prevén que la sangría prosiguirá este año con la clausura de un 14 por ciento más de establecimientos.

La recesión afecta tanto a las grandes franquicias, como a las empresas familiares. Seis de cada diez, según la firma de análisis DBK, son sociedades sin asalariados. Son los establecimientos que nacieron en plena efervescencia de la construcción y llegaron hasta los barrios más humildes. Los altos tipos de interés, el endurecimiento de las condiciones para obtener financiación y la moderación de la producción ahogó el negocio.

«La alarma se produce por el gran número de advenedizos, postizos del gremio, gente que ganó dinero fácil en muy poco tiempo»,tienda philipp plein barcelona, explica Cayetano Rengel, presidente del colegio oficial de Málaga. Javier Martín Ledesma, que dirige la Asociación Empresarial de Gestión Inmobiliaria (AEGI), refuerza esta tesis: «Hubo desconocimiento y poca profesionalización».

El origen está en la liberalización del sector. Desde 2000, no es necesario ningún título para abrir una agencia. «Eso explica que crecieran como setas», justifica Ángel Pérez-Marín, de API Almería. «Es un filtro natural, vivirán quienes estén más regulados y preparados», precisa. Sus afiliados sí pertenecen a una corporación de derecho público, como abogados o arquitectos. El censo exacto del gremio, por esta desregulación, es casi imposible.

Grandes franquicias

Pero en la morgue también hay almacenados víctimas de las grandes firmas. Don Piso, Fincas Corral, Tecnocasa, Grupo Llanera, Evemarina,philipp plein outlet, Arenal 2000, Ávila Rojas,philipp plein spain, Aifos, Carrefour… Todas sucumbieron a la hecatombe de la construcción y tuvieron que hacer limpieza. «La recesión era previsible»,cazadora philipp plein, valora Emiliano Bermúdez, subdirector general de Don Piso, «y quienes no se prepararon,philipp plein biografia, tendrán aún más problemas para sobrevivir». Tecnocasa, que cerró 35 sucursales en la comunidad en 2007, asegura que «está obligada a adaptarse a una nueva situación de mercado por el cambio de ciclo económico».

Los damnificados se reparten por toda Andalucía. Aunque las zonas de costa y las grandes capitales contribuyen con más bajas. Málaga lidera la clasificación. De las 8.000 oficinas existentes en 2006, sólo operan aún 4.000. «Los escándalos urbanísticos han tambaleado el gran pilar que tenía la provincia», aduce Rengel. Sevilla acapara el 20 por ciento del sector, cinco puntos menos que la Costa del Sol. En Córdoba desaparecieron el 20 por ciento de las 2.589 existentes (500 oficinas y un millar de empleos), medio centenar dejaron de constar en el Registro Mercantil de Granada en el apartado de compraventa de hogares, 90 más en Jaén… La lista de defunciones está abierta. «Si esto no es una crisis, que nos fusilen», sentencia irónico Eduardo Molet,philipp plein logo vector, máximo representante de la Red de Expertos Inmobiliarios (REI), quien avisa que «lo peor puede estar aún por llegar».

Soluciones al parón

Si las causas están definidas, las posibles soluciones son incógnitas por resolver. Martín Ledesma cuestiona la utilidad del Pacto por la Vivienda: «Sólo ayudará a los promotores, porque lo que ha logrado hasta ahora es frenar más el mercado; la gente aguarda a ver si las tómbola en la que se ha convertido la precampaña será verdad». Óscar Martínez, portavoz de la Asociación Profesional de Expertos Inmobiliarios (APEI) con 30 años de oficio, defiende que «hay muchos ciudadanos esperando a comprar, pero las propuestas de PSOE y PP frenan muchísimo; antes se vendía por castigo, ahora es impensable».

¿Y ahora qué? La salida a corto plazo conduce a gestionar contratos de alquiler, complementarse con los promotores y potenciar servicios atípicos, como peritaciones judiciales o tasaciones. O esperar a un improbable cambio de ciclo. De momento.